Image Alt

Codex Transforma

Decodificando la verdad interior

Tu guardia imperial

Las grandes conquistas y operaciones militares determinaron la evolución social de la humanidad. El mundo sería completamente diferente sin aquellos líderes que desafiaron a su propia naturaleza, a sus enemigos y a sus aliados para extender el dominio de su población, de su imperio y sus propias ideas.

Los conquistadores emprendían viajes sin retorno en donde arriesgaban todo lo que habían creado, pero nunca viajaban solos. Cada uno era protegido hasta la muerte por un grupo de personas que definían día a día su éxito y supervivencia. Estaban acompañados e influenciados por los mejores de los mejores:

Todos estos guardias eran responsables de defender el bienestar físico, psicológico y emocional de su líder. Asistirlos, apoyarlos, delegarles su confianza y hacerlos crecer para cumplir todos los objetivos propuestos. Y para lograr esto tenían que mantenerse a la altura de las expectativas de sus protegidos.

Cuando el gran Alejandro Magno tenía 13 años, su padre designó a Aristóteles, el filósofo que más influyo en la filosofía y las ciencias de la historia, para que sea su tutor. Y junto a un grupo de 50 brillantes Macedonios, estudiaron bajo su supervisión durante 6 años…

Le enseñó a escribir griego, hebreo, babilonio y latín. Le enseñó la naturaleza del mar y de los vientos; le explicó el recorrido de las estrellas, las revoluciones del firmamento, la duración del mundo, la justicia y la retórica. Le enseñó a pensar como un griego y a luchar como un bárbaro.

Luego de graduarse todos fueron reclutados para ingresar al ejercito. Aunque solamente los 8 mejores de la clase fueron elegidos por Alejandro para ser su guardia personal, protegiéndolo durante 10 años en la campaña por Asia Central e India. Este entrenamiento intensivo y rodearse de otras personas que habían recibido ese conocimiento de primera clase lo llevó a conquistar el mundo. Parte del espíritu de Aristóteles se multiplicó y transformó en Alejandro Magno y en cada uno de sus guardaespaldas. 

Mosaico de Alejandro Magno por Filoxeno de Eretria (325 a. C.)

Estar rodeado de una leyenda viva, también servía como entorno de entrenamiento para futuros líderes. Aprovechando eso, Genghis Khan creó su guardia personal de 10.000 hombres, el Kheshig, dónde todos eran influenciados directamente por él. Defender a el líder mongol día y noche era su trabajo y fue el honor máximo al que podían aspirar y no solo recibió respeto de sus compañeros, sino que también les trajo un poder extremo en el que podían anular a un comandante mongol si fuera necesario.

“Genghis Khan y su ejército” por Sun Lixin (1999)

Todos estos héroes, elegían siempre a su lado a aquellos que estaban dispuestos a aprender de él sus secretos para la victoria a cambio de su lealtad, honor y protección.

“Los capitanes débiles se rodean de hunos débiles”

“Los capitanes fuertes se rodean de hunos fuertes”

“Secretos de liderazgo de Atila” de Wess Roberts
“Entrada de Atila y los hunos en Roma” óleo por Ulpiano Checa (1891)
“La captura de Atahualpa en Cajamarca, Perú” por Juan Lepiani (1532).
Francisco Pizarro y sus 200 hombres contra 30.000 incas.

Aunque no solo sus guardias personales eran sus guardias personales…

Estos líderes también eran protegidos a la distancia por sus mismos maestros, sus dioses, sus héroes, los autores de sus libros preferidos, los líderes de los pueblos que habían conquistado y los fantasmas de los reyes que habían decapitado. Cada uno de esos “guardias” protegían sus ideas y convicciones, dándoles peso, sustento y un motivo para materializarse.

Nadie puede elegirlos por vos, pero tu responsabilidad es la de elegirlos día a día. Definirlos es importante para saber quién te transforma dentro de cada una de las necesidades básicas. Éstas necesidades las tenés que satisfacer por tu cuenta, pero ellos van a cumplir el rol de supervisar, mejorar y verificar la forma en las que las satisfaces.

Porque la historia no miente y todos los guardias personales fueron siempre seleccionados especialmente por su líder debido a alguna de las características que vamos a ver a continuación.

Conocé a tus guardias imperiales

Son los que influencian las ideas y los proyectos que concebimos y ejecutamos en el presente. Ellos nos alimentan positivamente o nos afectan negativamente. Para ser nuestro guardia personal, ellos deben influenciar a alguna de estas necesidades (podés completar el formulario y sacarle una foto, nada se enviará a nuestros servidores). Vamos a elegir solamente uno por categoría, que será aquél guardia principal que hoy lidera en su cargo:

  1. Los guardias que nos dan certeza y seguridad sobre lo que va a pasar en nuestra vida. Ellos aportan estabilidad y comfort, mantienen el instinto de supervivencia en un estado de reposo. Ej: padre/madre, hijo/a, esposo/a, novio/a, sponsor, jefe, cliente, figura religiosa, enfermero, doctor, abogado…

  2. Los guardias que nos estimulan la variedad y los cambios. Ellos presentan ideas que desestabilizan las nuestras, sorprenden a nuestro instinto de supervivencia y nos desafían a cruzar barreras que nos incomodan. Ej: amigo, enemigo, estrella de rock, aventurero, político, escritor, deportista extremo…

  3. Los guardias que nos hacen sentir importantes, especiales y únicos. Ellos valoran nuestro aporte hacia el mundo, resaltan esas cualidades que nos distinguen y nos motivan para seguir diferenciándonos del resto. Nos eligen día a día. Ej: amigo, familiar, pareja, hijos, fans, ídolos, empleado…

  4. Los guardias que nos fomentan la creación de conexiones más profundas con el resto de las personas. Ellos proveen herramientas y configuran el entorno para conectar con otros y expandir la calidad de esas interacciones. Ej: amigo, familiar, pareja, maestro, relacionista publico, autor, actor, político…

  5. Los guardias que nos enseñan sus propios conocimientos y nos guían hacia el crecimiento interior. Ellos comparten su sentimiento de progreso, evolución y transformación que nos influencia para desarrollarnos. Ej: amigo, familiar, pareja, maestro, líder espiritual, escritor…

  6. Los guardias que nos influencian para contribuir con la satisfacción de otras personas, más allá de nosotros mismos. Ej: pareja, escritor, pacifista, celebridad, filántropo

Posiblemente alguna categoría quedó vacía.. Sorpresa ! No tenés ningún guardia principal en esa categoría o no sabes quién es. Es hora de elegir a alguien que sepas que va a está ahi en esa posición de defensa…

Cesar por cruzar el Río Rubicon

Analizemos los resultados e intentemos detectar si alguno no cumple con su trabajo de aportar valor dentro de su respectiva área. Es muy simple, en tal caso debe ser expulsado, “decapitado” y reemplazado por otro que lo haga.

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte. Como cambian los tiempos..

Ahora intentemos detectar si alguno monopoliza su categoría al autoproclamarse como única fuente verdadera para lograr la satisfacción de esa área. Este guardia intenta crear una dependencia en vos hacia él. Así no vas a poder nutrirte aprendiendo otras formas de alcanzar la necesidad planteada desde otro ángulo. En tu cabeza solo va a existir una sola forma de poder acercarte a perfeccionar una de estas areas. El poder que le otorgamos a este único guardia, es muy peligroso, por eso debemos siempre integrar guardias secundarios, terciarios, para poder tener distintas fuentes a disponibilidad nuestra en cada categoría.

Los guardias principales tienen turnos y estos deberían reemplazarse o intercambiarse en el lapso de meses o años, aún cuando creamos que están cumpliendo su función correctamente. Ninguno de estos guardias va a serlo para siempre y al cambiarlos, nos vamos a nutrir de otras perspectivas. No vamos a quedar atrapados en una sola forma de lograr el control y de satisfacer las necesidades de esa área. El poder lo vas a mantener siempre vos si no creas esta dependencia.

Los guardias principales son los de mayor influencia hacia vos dentro de cada categoría. Esta combinación única te define, pero no te limita. Un guardia es un guardia y nunca va a poder tomar tu posición en tu vida. Aunque vos también podes actuar de guardia contribuyendo a los demás (pero eso lo dejamos para otro codex).

Ahora que sabemos claramente quienes son, pongámoslos a prueba constantemente, desafiemos sus ideas y acciones, tal como hacían los grandes conquistadores de la historia. Debemos liderarlos, porque el poder lo tenemos nosotros al elegir quién va a tener el poder de protegernos y exponenciarnos.

De esta forma, ellos también estarán orgullosos de estar en esta aventura junto a vos.

Escevas – El heroico centurión de Julio César

[Foto de portada: “Vercingétorix arroja sus armas a los pies de Julio César” por Lionel Noel Royer (1899)]

Vamos a hackear juntos distintos contenidos y te voy a compartir la visión más poderosa que aprendí en la vida, para que logres entender como aprovechar los detalles que nadie te hizo ver antes…

Escribir un comentario